Cómo alimentar a tu perro para que esté sano y feliz

La alimentación del perro es uno de los factores que pueden ser decisivos a la hora de garantizar la salud y, por tanto, el bienestar y la felicidad de tu nuevo mejor amigo.

¿Verdad que quieres que tu perro esté sano y feliz? Pues no puedes perderte nuestros consejos de hoy.  

Selecciona la mejor alimentación para tu perro

Algo esencial antes de que hablemos sobre cómo alimentar a un perro correctamente, es centrarnos en el tipo de alimento que deberíamos escoger.

En primer lugar, es inevitable que hablemos de los distintos tipos de alimentación del perro. Hay un gran debate en la actualidad sobre cuáles son los mejores tipos de comida, y no es para menos.

Antes de que empecemos a entrar en materia, debes entender que cuando se trata de alimentación, hay que pensar en términos de si ese tipo de comida es “normal” para el organismo.

Cuanto más adaptado esté el organismo para alimentarse de un producto en concreto, mejor responderá ante él y mejor lo aprovechará.

El pienso 

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el pienso no es un alimento natural ni sano como fuente principal de energía. 

Si bien es cierto que ha sido históricamente una comida muy usada por nuestra comodidad, no es sinónimo de que sea sano para los perros. A pesar de lo que las grandes industrias intentan vendernos constantemente.

El pienso se ha usado desde su invención para alimentar de forma masiva a un gran número de animales a un coste muy bajo. Es alimento principalmente ultraprocesado (debido al proceso de extrusión del propio pienso) y de baja calidad (debido al tipo de alimentos que se usan, no aptos para consumo humano).

Dicho esto, hay marcas de pienso que actualmente empiezan a intentar aportar un pienso de mayor calidad. Si quieres alimentar a tu perro con buen pienso vas a tener que apostar por la alta gama y los productos naturales, como Nutro o Acana.

Sin embargo, esto no es excusa para alimentar al perro solamente con pienso. Piensa que el pienso es comida ultraprocesada con muchos suplementos artificiales para compensar la falta de energía natural que aportan. Por no hablar de lo excesivamente secos que son en general, lo cual hace que los perros tengan siempre mucha sed cuando lo consumen.

¡Mira! Plantéate esto antes de decidir cuál es la mejor alimentación para tu amigo peludo del alma: 

¿Acaso deberías comer tu comida basura siempre? 

¿Qué le pasaría a tu cuerpo?

Probablemente, tu perrete no pasará hambre, pero te estás arriesgando a perder en salud

No hagas caso a la publicidad y la información que nos dan las empresas de pienso. Y ten en cuenta que por normal general, muchos veterinarios nutricionistas, que están especializados en el tema y son los expertos en alimentación canina, están totalmente en contra del pienso.

Comida húmeda

Una comida que también se ha comercializado de forma masiva para mascotas, pero que tiene un aspecto mucho más real es la comida húmeda.

Puede parecer que la comida húmeda o semi-húmeda sea la alternativa ideal al pienso. Pero nada más lejos de la realidad.

Aún y siendo un alimento con más cantidad de agua que el pienso (que no es difícil), la comida húmeda sigue estando procesada.

Es un alimento ideal para cuando no tenemos tiempo, exactamente lo mismo que haríamos si necesitamos hacer un apaño en la cocina sacando comida de alguna lata de conserva.

Por tanto, se podría decir que es un alimento para urgencias, no para cada día. Ahí está el kit de la cuestión.

Comida cruda o cocinada

En los últimos años ha empezado a ganar popularidad las dietas BARF o ACBA, o con cocina casera. Esta dieta se caracteriza por dar comida real cruda o algo cocinada a nuestros perros. Se pueden seguir a la perfección con nutricionistas especializados o con guías de nutrición canina.  

Si nos ponemos a analizar la naturaleza de este tipo de alimentación del perro, veremos que en realidad se trata de la forma de alimentación canina más natural.

De hecho, los perros descienden del lobo: un animal carnívoro que de vez en cuando consume vegetales. Y es más, el cuerpo del perro está pensado como el de un animal carnívoro (eso sí, con algo de tolerancia a casi todo tipo de alimento, lo que nos ha hecho pensar por un tiempo que era omnívoro).

Si tienes dudas al respecto, pon una chuleta cruda y un bol de pienso delante de un perro. Verás qué escoge por instinto.

Desde este punto de vista, la dieta BARF y la comida cocinada serían la forma ideal de alimentar a nuestro perro, pero eso no es todo.

Nuestro consejo: combina lo mejor de cada mundo

Ahora que ya conoces toda la verdad sobre la salud alimentaria de tu perro, nuestro consejo en Mi Nuevo Mejor Amigo es que combines lo mejor de ambos mundos. En el equilibrio está el gusto.

¿Verdad que tú de vez en cuando te permites un capricho con comida rápida? ¿Por qué no combinar lo mejor de todos los tipos de alimentación del perro?

Aprovecha la comodidad del pienso y la comida húmeda preparada, teniendo siempre en la recámara una marca natural y de alta calidad, para cuando no tengas tiempo de cocinar o prepararle un plato a tu amigo.

Eso sí, te aconsejamos que principalmente alimentes a tu perro con comida casera, es lo mejor que puedes hacer por su salud y seguro que te lo agradecerá.

También existen algunas marcas que optan por vender directamente bolsas de comida casera deshidratada, para poder cocinar rápidamente para el perro. Una buena alternativa es la marca Naku.

Como ves, las posibilidades para la mejor alimentación de tu perro nunca se acaban.

Si te preocupa la salud de tu perro, dale un vistazo a este post sobre seguro médico para perros y no pierdas de vista nuestro blog donde recibirás más tips para el cuidado de tu mascota.