Dormir con tu perro, ¿es bueno o malo?

dormir perro - Dormir con tu perro, ¿es bueno o malo?
¿Eres de las personas que duermen con su perro en la cama? ¿O al revés, le regañas siempre a tu mascota por subirse a ella? Pues bien, como en cada cuestión, hay gente de acuerdo o en contra. Por ello, desde Mi Nuevo Mejor Amigo vamos a ver tanto los impactos positivos como negativos de dormir con perros. ¡Vamos a ello!

Beneficios de dormir con tu perro

Dormir con tu perro conlleva grandes beneficios para los dueños como:

Reducción de la ansiedad

Al interactuar con animales se disminuyen los niveles de cortisol (la hormona que se relaciona con el estrés) tanto para el dueño como para el perro.

El contacto físico al dormir con tu perro induce una sensación total de bienestar y calma, ligado también a una sensación de seguridad, puesto que tu perro puede avisarte ante cualquier ruido inusual.

Te puede interesar→ Cómo actuar frente a un perro con ansiedad.

Fortalecimiento del vínculo entre perro y dueño

Compartir la cama con tu perro crea una experiencia única que favorece la conexión emocional. Además, el hecho de permitirle a tu perro estar tan cerca de ti en momentos de vulnerabilidad, como es la hora de dormir, mejora su confianza.

Por otro lado, dormir con tu perro te permite entender mejor sus comportamientos y necesidades, al conocer desde más cerca sus señales.

Mejora de la calidad del sueño

Al dormir con tu perro, la calidad del sueño puede mejorar debido a diferentes factores, como por ejemplo, el ritmo de respiración. Con esto nos referimos a que los sonidos, cuando son pequeños, de nuestro perro al dormir pueden llegar a ser muy relajantes.

También, otro factor es la reducción de pensamientos intrusivos. Es decir, para personas con ansiedad que les es complicado dormir debido a sus pensamientos, el hecho de tener a su perro con ellos en ese momento, puede significar una distracción positiva.

Riesgos o inconvenientes de dormir con tu perro

Muchas personas piensan que dormir con perros es malo, esto se debe a hechos como los siguientes.

Higiene

Uno de los argumentos más relevantes que afirman que es malo dormir con perros es la higiene.

En primer lugar, aunque no se pueda observar claramente, el perro dejará suciedad en la cama cada vez que se tumbe en ella. Ya que no es lo normal que el dueño le duche siempre antes de dormir.

Además, los perros pueden llevar garrapatas o pulgas de sus paseos. Ante estos hechos, podemos contrarrestar cambiando las sábanas cada poco tiempo y desparasitando a tu perro periódicamente.

Celos y agresividad

Algunos perros que comparten la cama con sus dueños pueden desarrollar un fuerte instinto protector. Esto puede llevarlos a mostrar comportamientos de celos y agresividad hacia la pareja de su cuidador, entre otras cosas.

Esto se manifiesta en acciones como intentar echar a la pareja de la cama o incluso impedirle que se acerque. Cuando tu perro presente este tipo de conducta, es recomendable no permitirle dormir más en la cama.

dormir perros malo - Dormir con tu perro, ¿es bueno o malo?

Ronquidos

Cuando se van haciendo mayores los perros, van surgiendo problemas respiratorios. Además, algunos tipos de perros son más propensos como el bulldog inglés o el carlino.

Esto también produce que la calidad de sueño del perro sea menor y se limiten sus intervalos de sueño. Por lo que si duermes con él, es muy probable que te despierte cada poco tiempo debido a sus movimientos.

Si quieres conocer más sobre los sueños de los perros. Descubre cómo y qué sueñan los perros.

¿Cómo le puedo quitar la costumbre a mi perro de dormir conmigo?

Al conocer los inconvenientes, es probable que quieras reducir el hecho de dormir en la misma cama con tu perro.

Para ello, no será tan fácil, pero sí que te aconsejamos que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Proporciona una alternativa cómoda. Prepara un lugar acogedor para que tu perro duerma, como por ejemplo una cama para perros.
  • Sé consistente y paciente. El cambio de hábitos puede llevar tiempo, así que sé paciente y mantén la consistencia en tus acciones. No permitas que tu perro suba a la cama, incluso cuando te sientas tentado a hacerlo.
  • Evita reforzar el comportamiento no deseado. No cedas ante los intentos de tu perro de subirse a la cama. Si lo haces, estarás reforzando el comportamiento no deseado y dificultando el proceso del adiestramiento canino.
  • Busca ayuda profesional si es necesario. Si encuentras dificultades para entrenar a tu perro para que deje de dormir contigo, considera buscar la ayuda de un entrenador de perros profesional que pueda proporcionarte orientación específica y personalizada.

En resumen, la pregunta de si tu perro debería dormir contigo en la cama es una cuestión personal que implica considerar tanto los aspectos positivos como los negativos.

Si decides cambiar esta costumbre, recuerda ser paciente y consistente en el proceso. Ofrece a tu perro un lugar cómodo para dormir y busca ayuda si encuentras dificultades. Lo más importante es tomar una decisión que funcione para ti y para tu perro.

Si aún no tienes a tu lado a una mascota, recuerda tomar la decisión de adoptar antes de comprar un perro.

Autor: olga

Amante de los animales. Me apasiona disfrutar de mi tiempo con ellos, se merecen todo lo mejor. Es hora de darles nuevas oportunidades para que se conviertan en nuestros nuevos mejores amigos.