Enseña a tu perro a sentarse paso a paso

Trucos para enseñar a tu perro a sentarse

Uno de los primeros trucos que debe aprender tu amigo peludo es el de posarse sobre sus dos patitas traseras.

Un gesto esencial en la educación de todo cachorro y con el que muchos propietarios tienen problemas.

Si este es tu caso, no te preocupes. Desde Mi Nuevo Mejor Amigo te contamos todo lo que debes saber para enseñar a tu perro a sentarse en tiempo récord.

Cómo enseñar a un perro a sentarse: los mejores trucos

ordenes basicas mascota - Enseña a tu perro a sentarse paso a paso

Lo primero que debes saber antes de ponerte manos a la obra es que la mejor etapa para iniciar el adiestramiento de tu perro es la que va entre los 2 y los 6 meses. Antes podría ser demasiado pronto y después demasiado tarde.

También que para que aprenda rápido, lo ideal es realizar varias sesiones de adiestramiento diarias de entre 10 y 15 minutos cada día. Recuerda que si el pequeñajo está inquieto y se distrae con facilidad es mejor no forzarlo y esperar a otro momento para enseñarle.

Antes de explicarte cómo enseñar a un perro a sentarse es importante que sepas que los dueños que se muestran más calmados y pacientes durante el adiestramiento consiguen resultados más rápidos que los que se irritan con facilidad.

Te interesa: 5 buenos consejos de adiestramiento canino

Cómo enseñar a un perro a sentarse en dos patas en 7 pasos

Aunque se trata de una orden sencilla, en función del método que utilices tardarás más o menos en conseguir que tu mejor amigo se siente cada vez que se lo pidas.

Si lo que quieres es enseñar a tu perro a sentarse en pocas sesiones, sigue los siguientes consejos:

  1. Sírvete de los refuerzos positivos. Lo mejor para que tu perro reaccione de forma positiva a cada sesión de adiestramiento es recurrir a golosinas. Déjaselas oler, dale una y guarda el resto para premiarlo en cada avance.
  2. Coge un premio, guárdatelo en el puño y, delante de tu perro,  desplázalo desde su hocico hasta su cola. Según vas avanzando por su espalda, tu cachorro, centrado en la golosina que esconde tu puño, comenzará a apoyarse sobre sus patitas.
  3. En cuanto lo haga, retrocede el brazo y abre el puño para que deguste el premio acompañando este gesto de palabras bonitas y caricias.
  1. En el caso de que este no se siente mientras desplazas tu puño hacia su parte trasera y se dé la vuelta en busca del premio, vuelve a colocarte delante suyo, capta su atención enseñándole la golosina de nuevo, cierra el puño y repite el gesto.
  1. Ahora que ya sabes cómo enseñar a un perro a sentarse llega lo más complicado: conseguir que este asocie la palabra que elijas (‘sit’, ‘siéntate’…) con posarse sobre sus patas traseras.
  1. Repite la operación detallada anteriormente varias veces al día durante unos cuantos días.
  1. Es importante que enuncies la orden escogida para pedirle que se siente antes de iniciar el recorrido con el puño.

adiestramiento canino en casa - Enseña a tu perro a sentarse paso a paso

Ejemplo:

1)”Bobby”.

2)”¡Sit!”.
3) Cerramos el puño y hacemos el recorrido desde el hocico hasta la cola.
4) Esperamos a que se siente.
5) Le damos el premio.
6) Le acariciamos mientras le decimos “¡muy bien!”.

Una vez el perro empiece a aprender el comando trata de ponerlo en práctica en cuantas más ocasiones mejor. Así hasta que lo integre por completo.

Algunos buenos momentos para practicar pueden ser:

  • Mientras le echas la comida o la bebida en su cuenco
  • Cuando tengas que ponerle el collar o la correa antes de pasear
  • Cuando vayas a cepillarlo

En cuanto comiences a usarlo comprobarás que se trata de un gesto esencial para controlar y manejar la ansiedad de tu amigo peludo ante ciertos estímulos.

Next step: nuevas órdenes básicas

Ahora que ya sabes cómo enseñar a tu perro a sentarse es el momento de que empieces a pensar en el siguiente truco de adiestramiento básico.

“Ven aquí”, “échate”, “espera” o “suelta” son algunos de esos comandos que es interesante le vayas enseñando a tu perrito durante su primer semestre de vida.

Además de memorizar estos trucos es capital que tu peludo aprenda cuanto antes a hacer sus necesidades fuera de casa. Para ello te recomendamos que te sirvas, una vez más, de refuerzos positivos como golosinas o snacks.

Y es que es importante subrayar que ni todas las órdenes les resultan igual de fáciles de aprender, ni todos los cachorros aprenden a la misma velocidad.

Sea cual sea el truco que preceda al de sentarse, como te hemos venido contando a lo largo del post, cuando antes te pongas a practicarlo, antes conseguirás que lo integre.

Si quieres saber cuáles son los mejores métodos para que tu perro aprenda de forma rápida y definitiva date una vuelta por el blog. En Mi Nuevo Mejor Amigo sabemos cómo ayudarte.