Cómo enseñar a tu perro a no ladrar tanto

Cómo enseñar a mi perro a no ladrar tanto

Una preocupación muy frecuente entre los que tenemos perros es el ladrido excesivo de nuestros pequeños amigos, porque puede desencadenar problemas de convivencia dentro del hogar o disputas con los vecinos de la comunidad. 

Si quieres saber cómo hacer que tu perro no ladre, te explicamos a continuación las razones de por qué ladran y cómo corregirlo de manera POSITIVA, sin castigos. ☝️

¿Por qué ladran los perros?

Lo primero de todo es entender por qué ladra tu perro, ya que en función de la causa desencadenante, se debe adoptar una actitud u otra. 

Existen multitud de razones por las que tu perro puede ladrar, no obstante, cada caso es distinto e individual. 

👇 A continuación, te mostramos algunas de las más frecuentes:

  • Demanda de atención.
  • Aburrimiento.
  • Cuando se queda solo en casa.
  • Ante el sonido del timbre.
  • Por miedo o inseguridad.
  • Sobreexcitación
  • Agresividad

¿Identificas el ladrido de tu peludo con alguna de estas situaciones?

¡No te preocupes! Nuestra veterinaria Paula nos enseña cómo hacer que tu perro no ladre con estos TIPS.

✍️ ¡Toma nota!

➡ Si quieres conocer otros motivos y qué razas son las que más o menos ladran, este artículo te interesa. 

Cómo hacer que mi perro no ladre

Una vez conocemos la causa del ladrido de nuestro perro, podemos escoger las herramientas adecuadas para resolver el problema. 

Desde nuestro punto de vista, no son necesarios duros castigos para conseguir que tu perro no ladre. Enfocaremos las medidas desde un punto de vista de refuerzo positivo, que con el paso del tiempo, resultará mucho más eficaz ya que conseguiremos un cambio en su conducta de base.

Si ladra para llamar la atención 

En ocasiones nuestros perros ladran para llamar nuestra atención. Esta demanda de atención puede ser porque tienen hambre, sed, quieren caricias o salir a pasear, etc. 

En este caso, para hacer que tu perro no ladre, deberíamos redirigir la conducta hacia otra forma de expresarse.

La mayoría de veces que adoptan esa postura, nosotros respondemos con un “¡NO!” o enfadados, sin embargo ellos sienten que han cumplido su objetivo. 

❌ ¡Error! Si nuestro perro nos demanda atención y nosotros respondemos hacia él, aunque sea para reñirle, estamos reforzando ese comportamiento. 

✅ Debes evitar el contacto visual, darle la espalda, no tener contacto con tu perro y tener mucha paciencia. ¡Seguro que nos cuesta ignorarle, pero en el fondo es lo mejor para nuestro peludo!

Poco a poco verá que ladrando no consigue lo que quiere y se calmará. Cuando esté tranquilo y se haya rendido en su propósito, es el momento de premiarle con nuestra tan deseada atención. 

Si ladra por aburrimiento

El aburrimiento puede incluirse dentro de la demanda de atención, y las formas de actuar serán muy similares. 

Si tu perro está aburrido puede ser porque no realiza suficiente ejercicio físico o no tiene su dosis de juego necesaria. 

Aprovecha a sacarle a pasear o alégrale con su juego favorito para que se entretenga y se agote.

Si ladra cuando se queda solo en casa

Cuando un perro ladra al quedarse sólo, lo que siente es mucha angustia por estar lejos de nosotros. 

Esto puede ser un indicativo de ansiedad por separación, y se necesita mucho trabajo y paciencia para resolver este problema. 

Entonces, ¿cómo hacer que mi perro no ladre en casa?

  • Realiza un buen paseo antes de dejarlo a solas. 
  • También deja a su disposición juguetes, mordedores, dispensadores de comida que capten su atención. 
  • Además, debes entrenar con tu perro para que aprenda a estar sólo. Realiza salidas esporádicas cortas, y poco a poco ve aumentando el tiempo de espera. 
  • Si el problema continúa, te recomendamos ponerte en contacto con un profesional para que te ayude en este proceso. 

Si ladra cuando llaman al timbre

Ladrar cuando llaman al timbre, o entra alguien en casa, es un comportamiento normal entre los perros, lo que no quita que llegue a ser muy molesto. 

En este caso, nuestro perro ladra como mecanismo de alerta: avisa de que alguien está al otro lado de la puerta y pretende entrar en su territorio. 

También puede ser porque está muy feliz de recibir a familiares y su nivel de nerviosismo es tan elevado que responde ladrando excesivamente. 

Si quieres hacer que tu perro no ladre cuando suene el timbre, debemos buscar la calma y redirigir la conducta hacia otras formas de liberar esa energía:  

  • Fomentar el refuerzo positivo: acércate a él y tranquilízalo. 
  • Distraerle con comida o atención. Mientras la otra persona genera el ruido o el acto que le provoca inseguridad a tu pequeño amigo, puedes darle una chuche o una caricia. Así, con el tiempo, cada vez que escuche ese sonido le inducirá a la calma y la alegría. 

Si ladra por miedo o por inseguridad

Además del sonido del timbre, nuestros peludos tienen muchas veces miedo al escuchar ruidos extraños tales como una moto, los vecinos hablando en el rellano, o cualquier cosa que no reconozcan como habitual. 

Una vez más, es muy importante seguir trabajando en positivo ante esta situación, y enseñarle que no hay peligro y favorecer así su tranquilidad. 

Si ladra cuando está muy nervioso o sobreexcitado

Un perro con un nivel de energía por las nubes, que está muy nervioso y fuera de control, puede reaccionar con la vocalización excesiva. 

Este comportamiento debemos frenarlo a tiempo, fomentar el control y la calma de nuestro querido compañero. 

¿Cómo? ¡Te lo contamos! 👇

❌ Jamás debemos gritarle o enfadarnos si nuestro perro está en este estado, ya que aumentará su nerviosismo y descontrol. Nosotros debemos ser un reflejo de serenidad. 

✅ Tienes que ser paciente y esperar a que se relaje, y sólo en el momento en el que esté tranquilo premiaremos su comportamiento. 

➡ Un ejercicio que ayuda a inducir la calma es olfatear, ya que disminuye su ritmo cardíaco, por lo que puede ser útil acercarlo a zonas con distintos olores o lanzar chuches a una zona con césped donde tu perro tenga que olfatear para encontrarlas. 

Si ladra cuando se pone agresivo

Si un perro ladra porque se siente amenazado y muestra signos de agresividad, se considera un caso complejo y grave. En el caso de que no sepas controlar su agresividad, se precisará la ayuda de un profesional cualificado como puede ser un etólogo o adiestrador canino.

Estas recomendaciones seguro que te ayudan a saber cómo hacer que tu perro no ladre. No obstante, estos son solo algunos consejos y en algunas ocasiones es probable que sea necesaria la ayuda de un profesional del comportamiento canino para resolver nuestro problema. 

Desde Mi Nuevo Mejor Amigo queremos fomentar el apoyo y las buenas prácticas con nuestros amigos de cuatro patas para una perfecta convivencia. 

☝️ Si conoces algún otro truco que haya ayudado a que tu perro no ladre o sabes, por ejemplo, cómo hacer que tu perro no ladre por las noches, estaremos encantados de leerte en comentarios y así ayudar a otros dueños a conocer mejor a su peludo.

Autor: Mi Nuevo Mejor Amigo