Toxoplasmosis en gatos: Cómo se transmite y su riesgo en mujeres embarazadas

gatos embarazo toxoplasmosis - Toxoplasmosis en gatos: Cómo se transmite y su riesgo en mujeres embarazadas

La toxoplasmosis es una enfermedad que está causada por un parásito llamado Toxoplasma Gondii. Aunque es verdad que muchos gatos y animales en general pueden ser portadores de este parásito, no es tan común transmitirlo simplemente conviviendo con nuestras mascotas.

En este artículo, desde mi nuevo mejor amigo, hablaremos en detalle sobre el contagio de toxoplasmosis en gatos y cómo afecta a las mujeres embarazadas, qué precauciones tomar, y las medidas preventivas para cuidar la salud de la madre y del bebé en gestación.

¿Qué provoca la toxoplasmosis en los gatos?

La manera principal de transmisión entre mascotas y humanos, es ingerir alimentos o agua que han sido contaminados con huevos de estos parásitos, o tener contacto con heces de gatos infectados.

  1. Ingesta de alimentos crudos o en mal estado
  2. Ingesta de heces de animales infectados con huevos de Toxoplasma
  3. Transmisión por parte de la madre al cachorro durante el embarazo o lactancia
  4. Contacto con animales portadores de este parásito

¿Cómo podemos detectar síntomas de toxoplasmosis en gatos?

Detectar a tiempo los síntomas que puede ocasionar en los gatos la toxoplasmosis es muy importante para evitar el contagio de las personas que conviven con ellos. Es importante saber que esta enfermedad parasitaria puede ser asintomática y manifestarse de diferentes formas. Por ello, es importante detectar desde el principio los primeros signos que aparecen:

Pérdida de peso y apetito

Uno de los principales síntomas de los gatos al presentar la enfermedad de la toxoplasmosis es la pérdida de peso y apetito. Este parásito llamado Toxoplasma Gonddi causa inflamación intestinal, generando que los gatos disminuyan su ingesta de alimentos y pérdida del apetito en general, lo que genera una pérdida de peso notable y gradual en los felinos.

Fiebre

Otro de los síntomas de la toxoplasmosis en los gatos que resultan más notables, es la aparición de fiebre. Cuando un gato es infectado con este parásito, su cuerpo se inflama y genera un aumento de la temperatura corporal ocasionando febrículas.

Normalmente, un gato tiene una temperatura media de 38 °C hasta 39 °C, una vez sea superior a esta, puede considerarse fiebre.

Secreción nasal y ocular

Cuando un gato está infectado con Toxoplasma Gondii, este parásito causa irritación en las vías respiratorias y oculares, generando una mayor producción de secreción ocular y nasal.

La manera en la que podemos identificar estos síntomas, es observar si tiene exceso de mocos o de lágrimas de aspecto mucoso y colores amarillos o verdes.

Problemas digestivos

Si tu gato presenta vómitos, diarrea, sangre o mucosidad en las heces o signos de malestar abdominal, pueden ser claros síntomas de Toxoplasmosis. Cuando esto pasa, es importante que nuestro gato cuente con agua fresca en todo momento para prevenir la deshidratación hasta que informamos a nuestro veterinario.

Problemas respiratorios

Dentro de los síntomas de la toxoplasmosis en gatos están los problemas respiratorios, ya que las vías respiratorias se inflaman generando dificultad en la respiración. En algunas ocasiones, esta dificultad aparece también al ingerir una gran cantidad de pelo.

Te puede interesa nuestro post→ ¿Cuándo mudan el pelo los gatos?

gato toxoplasmosis - Toxoplasmosis en gatos: Cómo se transmite y su riesgo en mujeres embarazadas

¿Qué riesgo tiene una mujer embarazada al ser infectada por Toxoplasmosis?

Cabe decir, que el riesgo de que una mujer embarazada contraiga toxoplasmosis por convivir con su gato infectado, es relativamente bajo. Lo normal es que si tomas medidas básicas de higiene como lavarse las manos, no utilizar los mismos utensilios que tus gatos y se lleve una buena higiene de sus necesidades, no te contagies ni desarrolles ningún síntoma.

En el caso de que no se lleven a cabo medidas de higiene y limpieza básicas y si quedamos infectados con este parásito, existe la posibilidad de que el parásito Toxoplasma afecte a la mujer embarazada. Los riesgos para el feto incluirían:

  1. Aborto espontáneo.
  2. Defectos congénitos o malformaciones.
  3. Problemas de salud para el bebe a largo plazo.
  4. Problemas en el crecimiento y desarrollo del feto.

Precauciones que puede tomar una mujer embarazada para no infectarse de Toxoplasmosis

Las mujeres embarazadas tienen que tomar especial precaución para evitar ser contagiadas por toxoplasmosis, ya que podría causar grandes riesgos para el feto. Estas son algunas de las precauciones a tener en cuenta:

  1. Lavar frecuentemente las manos

Es importante lavar de manera muy frecuente las manos, especialmente después de manipular alimentos crudos, arena para gatos, juguetes de nuestras mascotas, tierra, y otros materiales que pudieran estar constantemente en contacto con materiales potencialmente contaminados.

  1. Evitar el contacto con heces de gato

Es aconsejable que durante el periodo de gestación, se evite manipular la arena donde pudieran estar las heces del gato, ya que sería muy fácil contagiarse del parásito Toxoplasma Gondii en el caso de que estuviera presente en ellas.

  1. No consumir alimentos crudos

Durante el embarazo, tenemos que evitar consumir alimentos poco cocidos como mariscos, huevos, carnes y verduras sin lavar.

  1. Mantener la cocina desinfectada

Es importante mantener el espacio donde estamos manipulando los alimentos, de la manera más limpia posible. Tener todos los utensilios de cocina limpios y desinfectados puede prevenir la contaminación por toxoplasmosis.

  1. Consultar a tu médico

Si la mujer embarazada tiene gatos en casa y tiene la duda de que podría haberse contagiado con el parásito Toxoplasma, es importante que consulte con su médico lo antes posible y realice las pruebas necesarias lo antes posible.

¿Cómo hacer la prueba de toxoplasmosis en gatos?

Existen varios métodos para hacer la prueba de toxoplasmosis en gatos. Algunas de las pruebas más comunes por veterinarios son:

Prueba de sangre.

Prueba de PCR.

Prueba anticuerpos IgM e IgG.

Bioplastia de tejidos.

Cómo curar la toxoplasmosis en los gatos

Puede tratarse de diferentes maneras, teniendo en cuenta la gravedad de la infección y la condición clínica que pueda tener el animal. Alguna de las formas de curar la toxoplasmosis en gatos son:

  1. Medicamentos antiparasitarios: Estos pueden ser algunos medicamentos como la clindamicina, la sulfadiazina o la pirimetamina. Estos medicamentos se administran durante un periodo específico y en dosis recomendadas por nuestro veterinario.
  2. Cuidados de apoyo: Durante el tratamiento es importante cuidar también la dieta que pueda llevar nuestro gato, que esté bien hidratado y que pueda descansar lo suficiente como para fortalecer su sistema inmunológico.
  3. Revisiones en el veterinario: Al completar el tratamiento, es importante seguir las recomendaciones de nuestro veterinario para evitar recaídas. Esto incluye reducir las situaciones de riesgo de reinfección, controlar el acceso de nuestro gato al exterior y evitar una alimentación cruda o poco cocida.

Ahora que conoces todo sobre los gatos y la toxoplasmosis en el embarazo, ten en cuenta sus síntomas para poder prevenir dicha enfermedad.

Y si aún no tienes un gato en casa, no dudes en echar un vistazo a las siguientes protectoras de animales de España.

Autor: olga