Qué tipos de huesos pueden comer los perros

cute labrador retriever puppy chewing big bone on grass field 1 - Qué tipos de huesos pueden comer los perros

La razón por la que los perros se comen los huesos es bien sencilla: sus ancestros, los lobos y los zorros, entre otros, tenían el instinto de desgarrar a sus presas y rebañar hasta el más mínimo trozo de carne que estas tuvieran adherido a sus cuerpos.

Un gesto que mantuvieron cuando, hace ocho millones de años, evolucionaron al animal que son hoy en día, y comenzaron a cazar en manada para poder enfrentarse a animales mucho más grandes que ellos.

A pesar de que es ya muy poco lo que les queda de aquellos primeros perros salvajes, lo cierto es que siguen disfrutando mordiendo y lamiendo todo tipo de huesos.

Pero, ¿es bueno que coman huesos? ¿Qué tipos de huesos pueden comer los perros?

¿Mi perro puede comer huesos?

Los perros pueden disfrutar masticando huesos, pero es importante saber cuáles son seguros para ellos. Los huesos cocidos, como los de pollo o cerdo, pueden ser peligrosos porque tienden a astillarse fácilmente, lo que puede causar lesiones graves en la boca, garganta o incluso el intestino del perro. Estos fragmentos afilados pueden provocar obstrucciones o perforaciones, que requieren atención veterinaria inmediata. Por lo tanto, es mejor evitar darles huesos cocidos, además entrarían dentro de los alimentos prohibidos para perros.

Para ello es importante que conozcamos los diferentes tipos de huesos que puede comer un perro.

¿Qué tipos de huesos pueden comer los perros?

Algunos de los huesos más interesantes para el consumo canino son:

Cuello de pato

Los huesos del cuello de los patos son de los más recomendables por varios motivos. El primero y más significativo porque, al quebrarse, se rompen limpiamente y no se astillan.

El segundo, por la gran cantidad de nutrientes que alberga tanto en los cartílagos como en la médula.

Fémur y rodilla de vaca

Los huesos de res más recomendables son el fémur y la rodilla. Dos zonas repletas de carne y que cuentan con un cartílago de lo más interesante a nivel nutricional.

Rodilla del cerdo

La rodilla del cerdo es otro hueso ideal para darle de comer a tu perro, tanto por la presencia de restos de carne en su interior como por su amplio cartílago.

Huesos de cordero grandes

A la hora de dar a tu perro huesos de cordero, recuerda ofrecerle únicamente piezas grandes como el cuello o la falda. 

También dáselas en crudo, ya que al cocerse pueden presentar astillas.

☝️ Recuerda: En el caso de que tengas dudas sobre cómo hacer huesos para perros, nunca los cuezas.

Huesos peligrosos para los perros

Los huesos más peligrosos son lo de costilla de cerdo, puesto que se tratan de elementos óseos que, al perforarse, tienden a desintegrarse en fragmentos afilados que pueden causar problemas gastrointestinales de distinta consideración.

Además de la costilla porcina, otros huesos peligrosos para los perros son:

  • Huesos del cuello de pollo.
  • Huesos del cuello del pavo.
  • Huesos de cordero cocidos.
  • Huesos de res cocidos.

➡ También te puede interesar: Falsos mitos sobre la alimentación de perros.

brown pinscher dog playing with bone 1 - Qué tipos de huesos pueden comer los perros

¿Qué tipos de huesos puede comer un perro pequeño?

Si elegir un hueso para un perro es un asunto delicado, aún lo es más si se trata de un perro pequeño o miniatura.

Si este es el caso de tu amigo de cuatro patas, tienes que saber que los más recomendables son las carcasas de pollo y las alitas, eso sí, siempre y cuando les retires el peroné y se las coma delante de ti.

Los huesos están en el top 1 de las listas de accesorios para perros, por lo que otros huesos que puedes darle para que se entretenga mordiendo son la escápula de vaca y el pecho de ternera.

¿Cuántos huesos puede comer un perro?

La respuesta a la pregunta de cuántos huesos debe comer un perro es: depende. En primer lugar, de la comida que le des, ya que si esta ya contiene hueso triturado, bastará con que le ofrezcas algún hueso con fines recreativos.

En el caso de que seas tú quien elabore su menú, evita darle más de un 20% de su comida en forma de hueso para que le queden ganas de ingerir alimentos con fibra, claves para evitar el estreñimiento.

Teniendo en cuenta cuántas veces debe comer tu perro al día, y de una forma ordenada, lo ideal es que le des un hueso al día o, si son pequeños, dos, ya sea incorporado en su plato de comida o aparte. 

En el caso de que tengas dudas sobre si darle o no algún hueso a tu perro, consúltalo con el veterinario.‍⚕ Nadie mejor que él para decirte qué es lo mejor para tu amigo de cuatro patas. 

Recuerda, si estás pensando en comprar perros, considera la adopción primero. Hay muchos perros que necesitan un hogar amoroso y podrían ser tu nuevo mejor amigo.

Autor: olga

Amante de los animales. Me apasiona disfrutar de mi tiempo con ellos, se merecen todo lo mejor. Es hora de darles nuevas oportunidades para que se conviertan en nuestros nuevos mejores amigos.