7 tips para cepillar a tu perro

Trucos para cepillar un perro

No importa si tu mejor amigo tiene mucho o poco pelo, o si lo tiene liso, ondulado o rizado. La cuestión es clara: es imprescindible que lo cepilles de forma regular.

Y es que cada vez que cepillas a tu perro, además de ofrecerle un masaje de lo más relajante, estás activando su circulación, deshaciendo posibles nudos de su pelaje, limpiando su pelo y, lo mejor, estrechando aún más el vínculo que os une.

Dicho esto, ¿cómo se cepilla un perro para que su pelo luzca radiante y saludable? Vamos a verlo.

Cómo se cepilla un perro: los mejores consejos

Un buen cepillado es aquel que, además de para acicalar al animal, sirve para eliminar el pelo y las células de la piel muertas que nuestro perro va acumulando a diario.

Esa es la razón por la que es necesario incorporar el cepillado de tu peludo al resto de sus rutinas diarias a través de cepillados superficiales de unos cinco minutos. Tiempo más que suficiente para deshacer pequeños nudos y eliminar pieles muertas.

A estos cepillados diarios, deberás sumar otros cepillados cada dos semanas, más profundos, de entre 15 y 20 minutos de duración, que servirán para acabar con los nudos más rebeldes y para limpiar su piel en profundidad.

Cepillos especiales para perros

Para llevar a cabo los cepillados es importante que te hagas con un cepillo especial para perros que podrás encontrar en cualquier tienda para animales o en el veterinario.

Si nunca has visto uno, estos suelen contar con púas de plástico con bolitas en sus extremos para evitar que el roce le provoque el más mínimo malestar.

Antes de empezar a cepillarlo debes saber que, según la longitud y la densidad del pelo de tu animal deberás escoger un tipo de cepillo u otro.

Además, para saber cómo se cepilla a un perro correctamente, haz el movimiento despacio y sin apretar. Se trata de masajear, no de arañar la piel de tu amigo de cuatro patas.
Pasos para cepillar un perro correctamente

Una vez dispongas de un cepillo para ello, llega el momento de comenzar con el cepillado. Prepárate para tomar nota de cómo se cepilla a un perro:

No esperes para darle el primer cepillado

Es recomendable que empieces a cepillar a tu perro cuanto antes

La mejor manera de que lo normalice y lo disfrute es cepillarlo desde cachorro, cuando todo les parece un juego y cuando mejor asimilan las rutinas.

como cepillar tu perro - 7 tips para cepillar a tu perro

Cepíllalo antes de bañarlo

Es más fácil desenredar el pelo de tu amigo peludo en seco que en húmedo o en mojado. Además, si lo cepillas antes de limpiarlo, cuando lo laves podrás retirar todas las impurezas que se hayan quedado tras el masaje con el cepillo.

Cepíllalo sobre una toalla

En el caso de que dispongas de balcón o jardín, lo ideal es que lo cepilles allí para evitar que los pelos se esparzan por toda la casa.

Tanto si este es tu caso como si no, te recomendamos que, antes de empezar a cepillarlo, lo coloques sobre una toalla, ya que así será más fácil apilar y recoger todos los pelos que se desprendan durante este proceso.

Un cepillo para cada tipo de pelo

Para cepillar correctamente a tu perro es necesario que dispongas de un cepillo adecuado para poder cepillarlo en profundidad sin dañar ni su cabello ni su piel.

Cuanto más largo sea el pelo de tu mascota, más largas deberán ser las cerdas para llegar hasta su piel.

De igual forma se suele recomendar que, para cepillar a perros con pelo ondulado, se emplee un cepillo con cierta separación entre las cerdas.

Cada raza exige un tipo de cepillado

Entender cómo se cepilla un perro correctamente también pasa por conocer su raza. 

Si tu mejor amigo tiene el pelo cortito y liso es posible que con una cepillada rápida tengas suficiente.

En el caso de que tu perro tenga el pelo largo y especialmente rizado deberás realizar un cepillado más delicado y lento.

Sea cual sea tu caso, el tiempo mínimo recomendado para completarlo es de 5 minutos.

Quizá te interesa: Las razas de perro más buscadas del mundo

Aumenta los cepillados en verano

Incrementa el número de cepillados en cuanto empiecen a subir las temperaturas, ya que a través de estos masajes lograrás oxigenar la piel de tu peludo y rebajar su temperatura corporal.

Cepilla con suavidad y sin apretar

Para que tu perro se deje cepillar y disfrute de este importante hábito de higiene es importante que muevas el cepillo con suavidad y sin apretarle la piel.

Si es proclive a los enredos, comienza desenredando con tus dedos y, posteriormente, ayúdate del cepillo para acabar de deshacerlos.

En el caso de que tu perro sufra cada vez que cojas el cepillo te recomendamos que esperes a que este esté relajado para proceder con el cepillado.

Darle un juguete que le gusta mucho o un hueso puede ayudar a mantenerlo entretenido mientras comienzas a masejarlo con tus manos antes de emplear el cepillo.

Una vez finalice el cepillado, felicítalo empleando un tono cariñoso y ofrécele un premio. Recurrir a refuerzos positivos te ayudará a que la próxima vez sea mucho más fácil.

Ahora que ya sabes cómo se cepilla un perro es el momento de ponerlo en práctica. ¿Empezamo? 😉